Flores

Pétalos de rosa


Pétalos de rosa, qué son y cómo usarlos


La rosa es una planta que forma parte de la familia de las rosáceas que tiene muchas especies diferentes. Su porte y sus características varían de una especie a otra, pero casi todas tienen elementos en común. Una de ellas son las espinas presentes en todo el tallo, particularmente resistentes y del mismo color. La flor es un hermoso conjunto de pétalos de colores, aterciopelados al tacto e intensamente perfumados. A pesar del contraste de las espinas con una flor maravillosa, la rosa, independientemente de su color, es una de las plantas más dotadas y cultivadas. Es útil cuando desea utilizar el lenguaje de las flores para transmitir sentimientos a alguien, es hermoso para fines ornamentales y está dotado de varias propiedades médicas y cosméticas.
Hay muchas rosas y cada una tiene su propio color asociado con su propio perfume, hay rosas rojas cuyo nombre científico es Rosa gallica, la Rosa centifolia cuya flor está dotada de pétalos blancos o incluso la Rosa canina, que se extiende espontáneamente en muchos áreas de Italia, por lo que podría continuar con otras docenas de especies.
La rosa no es solo la que comúnmente se piensa, sino que hay muchas especies de tupidos habitus, que crecen silvestres y colorean nuestros bosques, otros con un hábito trepador que decora jardines y terrazas, otros que crean hermosas plantas. erecto, con tallos bastante gruesos.
Casi todos se pueden cultivar en un entorno doméstico, incluso si requieren precauciones específicas porque son muy sensibles al ataque de insectos y parásitos.
El proceso de multiplicación generalmente tiene lugar cortando.

¿Qué son los pétalos?



Los pétalos de casi todas las flores, incluidas las de rosas, son hojas modificadas y especializadas que han sido elegidas para desempeñar un papel particular en el curso de la evolución. Los pétalos coloridos son típicos de las angiospermas, la categoría de plantas más evolucionada.
Si se considerara un pétalo de rosa, se podrían distinguir dos porciones: la que se inserta en el receptáculo que lleva el nombre de la uña y generalmente es más clara que el resto; la parte libre que se llama lámina y adquiere diferentes formas, colores y olores en cada especie. El papel de los pétalos, que juntos forman la corola, es proteger las partes más delicadas de la planta, las partes fértiles, los órganos reproductivos.
Los colores y aromas de los pétalos no son detalles establecidos por la naturaleza por casualidad, sino que también tienen el deber de intervenir, aunque sea indirectamente, en el proceso reproductivo. Las rosas, de hecho, aprovechan lo que se llama polinización entomógama, que es lo que sucede con los insectos. Estos no pueden entender que su función es fomentar la reproducción de una planta, por lo que desarrolla estrategias para atraerlos hacia sí misma, así como para diferenciar las estructuras adecuadas para facilitar el conjunto. El aroma agradable y los colores brillantes se utilizan precisamente para atraer a los insectos polinizadores, lo que les brinda más oportunidades para reproducir y propagar la especie.

PROPIEDAD "



Aunque las rosas son generalmente hermosas para mirar en un jarrón o en el jardín, debe acostumbrarse a la idea de que los pétalos se pueden usar, y no solo, por sus propiedades particulares.
Contienen elementos importantes para nuestra salud que podrían utilizarse como sustitutos de productos farmacéuticos comunes. Entre las sustancias prominentes encontramos la vitamina B, C y K; el primero es importante para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, el segundo es un estimulante para las defensas inmunes, mientras que el tercero desempeña, en nuestro cuerpo, una actividad anti-hemorrágica y también está relacionado con los procesos de calcificación de los huesos.
Otros elementos positivos contenidos dentro de los pétalos de rosa son el potasio y el calcio, fundamentales para el funcionamiento de la transmisión de los impulsos nerviosos.
Todas estas propiedades pueden explotarse para aliviar las molestias causadas por la gripe y la tos; para tratar dolores de garganta, bronquitis y dolencias estacionales generales.

Pétalos de rosa: cómo usarlos



Los pétalos de rosa se prestan para ser utilizados en la cocina, en el campo de la cosmética, como perfume para ambientes y para curar dolencias menores.
Específicamente, se pueden crear sabrosas ensaladas en las que, además de hierbas y flores silvestres (que se usan para este propósito especialmente en el norte de Italia), se pueden agregar pétalos de rosa que tendrán tanto el papel de dar sabor como el de darle sabor al plato. .
Muy a menudo se insertan en trabajos de la industria de la confitería como decoración, tal vez después de ser caramelizados.
Uno de los métodos utilizados para eliminar las molestias asociadas con los resfriados, como dolor de garganta, tos y congestión nasal, consiste en hervir los pétalos en agua durante unos 15-20 minutos, para aromatizarlos; luego se colocará, aún muy caliente, en un recipiente dentro de la habitación donde está la persona enferma. Este tipo de infusión se puede filtrar, endulzar y beber con el mismo propósito que si fuera un té.
Los pétalos de rosa también se usan ampliamente en la industria cosmética, especialmente los de Rosa mosqueta, que están asociados con propiedades calmantes e hidratantes, para la producción de cremas, aceites y perfumes.
¿Por qué entonces privarse de sus propiedades relajantes utilizadas en aromaterapia? a este respecto, es recomendable llenar la bañera con agua caliente e insertar los pétalos de rosa en el interior para luego dejarse mimar por ellos.